Bocata de calamares y sangría, lo que Obama quería de España

No se sabe si era recibido por el presidente norteamericano, o si éste le confundió con el camarero medio chino que servía las viandas a la base de Torrejón. Pero en las redes sociales (un poco fachas_y_socialdemócratas de carnet y rancio abolengo, no como Iglesias, que ha pasado  ahora de estalinista a socialdemócrata) lo tienen claro: Barack Hussein Obama II, que es como se llama el susodicho presidente de los gringos, no recibió a Pablo Iglesias, sino que, confundiéndolo con un camarero de chiringuito de playa le pidió un bocata de calamares y una sangría, o algo así.

iglesias_obama_chiste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.