Del sorpasso al tortazo electoral: ‘El Hundimiento’ de Pablo Iglesias

iglesias_exit_26j

La gran sorpresa de estas elecciones ha sido el mal resultado obtenido por esa amalgama de fuerzas políticas y movimientos sociales que conforman lo que se ha dado en llamar Podemos: de nada ha servido el ‘Unidos Podemos’ que ha juntado a las fuerzas de Pablo Iglesias y de Alberto Garzón. En conjunto, se han quedado en 71 diputados; es decir, que no sólo no han sobrepasado al PSOE -no se ha llegado al famoso sorpasso-, sino que se han quedado con los mismos escaños que ambas fuerzas -Podemos e IU- obtuvieron por separado el pasado 20 de diciembre. Las redes sociales bullen: empiezan a pedir que Pablo Iglesias se corte la coleta, mientras el susodicho calla y pone sordina interna a las peticiones incipientes de dimisión.

Lo peor para el tándem Pablo Iglesias – Alberto Garzón es la descomunal pérdida de votos que la coalición de coaliciones Unidos Podemos ha sufrido a nivel nacional. En conjunto, la candidatura común Unidos Podemos ha obtenido en las elecciones del 26-J un total de cinco millones de votos. Pero en diciembre de 2015, sólo Podemos tuvo 5,2 millones de votos, mientras que IU por separado obtuvo casi otro millón.

Es decir, que ahora, aunque sólo fuera juntando los votos de diciembre y no ganar ni uno más que entonces, la coalición debería haberse colocado en 6,1 millones de votos, un millón más que los que realmente ha obtenido. Esto significa que, como analizaban los expertos durante la campaña electoral, el unir fuerzas no da como resultado automático el sumar los votos obtenidos por ambas por separado.

En Madrid, cuyo ayuntamiento está gobernado por Podemos pero sustentado por el PSOE, los madrileños le han retirado gran parte de su confianza a un equipo que ha hecho tal recortazo social desde el consistorio de Manuela Carmena que ha generado desconfianza en el ciudadano. En ese sentido, Madrid es emblemática porque los madrileños de la capital -donde se halla el mayor número de votantes- ya saben lo que pueden esperar de Podemos: recortazos sociales, enchufismo y familiarismo, sueldismo -no se han bajado los sueldos: un concejal del equipo de gobierno, como Paco Pérez, que no conoce nadie, gana 94.000 euros al año, más que el presidente del Gobierno- y en general, estalinismo en las decisiones y un mal hacer generalizado que ha convertido a Madrid en la ciudad probablemente más sucia de Europa.

Así que, en Madrid, en diciembre de 2015 Podemos obtuvo 8 diputados y 756.257 votos, mientras que IU obtuvo dos diputados y 190.193 votos. Al sumar fuerzas en Unidos Podemos, se deberían lograr al menos esos resultados electorales del 20-D: 10 diputados en total y 946.450 votos. Es con lo que soñaban Iglesias y Garzón, pero la realidad ha sido muy distinta este 26-J: han obtenido en conjunto 8 diputados y 729.870 votos; es decir, que la coalición Unidos Podemos ha perdido 2 diputados y 216.580 votos sólo en Madrid.

Algo parecido ha ocurrido igualmente en Valencia, donde gobierna el extremosocialista Ximo Puig con el apoyo de Podemos, comunidad donde ha vencido claramente el PP este 26-J, mientras ha retrocedido el estalinismo podemita.

Ante esta situación se han incendiado las redes sociales, que han convertido a Pablo Iglesias, alias “El Coletas”, en el blanco de las chanzas, como se puede comprobar en los siguientes montajes que van corriendo de red en red:

iglesias_exit_26j

Iglesias_coleta_26J

iglesias_unidos_perdemos_26

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.