Deserciones en Ciudadanos antes de las elecciones del 20D por la presunta corrupción interna

El número dos al Senado por Albacete, Luis Enrique Mínguez, que ganó las primarias al Congreso, ha decidido abandonar Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, decepcionado por la actuación de algunos dirigentes de la formación naranja, entre ellos su secretario de organización, Fran Hervías, número siete al Congreso por Madrid, que nunca ha hecho caso a las denuncias de los militantes sobre la oscura organización interna del partido.

Numerosas denuncias ha publicado extraconfidencial.com desde que se iniciara una investigación exhaustiva de lo que acontece en el partido de Albert Rivera en Madrid. Denuncias que ya no solo hablan de los correos internos corporativos de Ciudadanos, ni de que sus ex altos cargos están siendo investigados por la policía y la justicia, como es el caso de su ex secretaria de organización en Madrid, Patricia Ocaña, imputada en un siniestro caso de falsedad documental y suplantación de identidad, sino que estas denuncias se han generalizado desde todos los puntos de la geografía española.

Ha habido denuncias en Albacete, Castellón, Castilla-León y Cataluña, indicando el presunto fraude en las elecciones primarias de la formación del partido liderado por Albert Rivera y de como de las listas salidas de las primarias de este partido no se han cumplido en muchos casos ni los candidatos elegidos ni los puestos conseguidos.

Todas esas denuncias, publicadas por Juan Luis Galiacho en extraconfidencial.com, confirman que la actuación de algunos dirigentes de Ciudadanos, entre ellos su secretario de organización, Francisco Hervías Chirosa, el número 3 de Albert Rivera y número siete al Congreso por Madrid, han dejado mucho que desear y que casi nunca han hecho caso a las múltiples denuncias de los militantes sobre la oscura organización interna del partido.

Disconformidad con la gestión llevada

Ese es el caso de la denuncia firmada por más de 150 afiliados en Castilla-La Mancha. Así, el pasado 1 de diciembre de 2015, el candidato al Senado por Ciudadanos en la provincia de Albacete, Luis Enrique Mínguez, enviaba una notificación muy dura al comité de garantías del partido de Albert Rivera, así como a otros órganos de poder de la formación naranja.

La misiva, a la que tuvo acceso extraconfidencial.com, indica que: “El motivo de este mensaje es expresar por última vez y antes de abandonar el partido mi disconformidad con toda la gestión llevada a cabo por parte de [el delegado territorial en Castilla-La Mancha de Ciudadanos] Antonio López en Albacete que es la que conozco de primera mano aunque me consta que en el resto de provincias tampoco ha sido muy delicado en su gestión y acorde a los Estatutos. En lo que me concierne a mi caso personalmente, y como último capítulo ha sido que en la lista del Senado voy el segundo habiendo obtenido los mismos votos en primarias que el primero, y no se me ha dado ninguna explicación motivada de tal decisión, tampoco se ha respetado la lista de candidatos al Congreso de los Diputados obtenidas en primarias ya que al quitar a Ignacio Sotos por falsear su currículum, yo fui el que en dicha votación (Primarias al Congreso al primer puesto) quedé segundo, es más, Onésimo Eduardo González actual candidato no reunió ni los avales necesarios”.

Otro ejemplo de la manipulación en las listas “es que Elena Merino tenía que haber sido la número 2 y sin embargo han colocado a Llanos Prieto Martínez, la cual sólo optó en su presentación al cuarto puesto…”.

Ciudadanos, la callada por respuesta

Muchos son los afiliados de Ciudadanos que han denunciado irregularidades en las elecciones primarias para elegir a los candidatos al 20D. La declaración de renuncia del número dos al Senado por Albacete es muy explícita al respecto: “Aunque en todo momento, he querido trabajar para un partido en cuyo ideario y principios he creído y defendido, pero lo que realmente descubro tras mucho tiempo de autoimponerme excusas es que los afiliados no pintamos absolutamente nada y somos utilizados como estandarte de democracia y transparencia y de parapeto para que algunos de los responsables del partido como por ejemplo nuestro coordinador regional Antonio López campe a sus anchas sin que nadie le haya parado los pies. No soporto más acoso político, ninguneos y desprecios hacia gente que como yo, vinimos aquí ilusionados en un proyecto en el que no se nos ha permitido trabajar de una manera libre y honesta. Por tanto, solicito mi derecho a que el partido me responda y también solicito formalmente mi baja como afiliado”.

Denuncia de 150 afiliados

Esta última renuncia se une a las ya habidas, por ejemplo, en Pontevedra con la baja de José Rivadulla como cabeza de lista y como también la de su número dos, que el secretario de Organización Fran Hervías atribuyó a “conflictos internos”. O lo ocurrido en Castellón, donde tres candidatos al Congreso (el número dos, el tres y el cuatro) se retiraron por “motivos personales”.

El partido dirigido por Albert Rivera obligó a renunciar a cuatro personas que fueron elegidas por primarias de las listas al Congreso de los Diputados y al Senado. En concreto, a Benito Antonio Cervantes, Manuel Hernández y Rosel Mormeneo por el Congreso y a Agustín García Salas por el Senado. Precisamente, uno de los candidatos que se han librado de la purga ha sido el número uno, Domingo Lorenzo Rodríguez, candidato puesto en entredicho después de que Castellón Confidencial desvelara que en los años 80 tuvo relación, que no implicación, con una mafia policial en su etapa de inspector en la Policía Nacional.

Falsificación de currículos

La falsificación de los currículos parece ser una práctica habitual en Ciudadanos: lo hizo el que fuera número uno de su candidatura al Congreso por Albacete, Ignacio García Sotos, que falseó presuntamente su currículo colocando en su biografía profesional algunas titulaciones que no tenía.

Pero parece que lo mismo o parecido han hechos líderes de Ciudadanos en Madrid, como supuestamente César Zafra y Miguel Ángel Gutiérrez, que han sido acusados de este hecho. A su vez, en León, la candidata Sadat Maraña renunció a encabezar la candidatura por esta ciudad tras descubrirse que su currículo no era todo lo veraz que cabría esperar.

Otro dato curioso es que Ciudadanos apunta como otro partido-dedo: expulsó de su formación al concejal en el Ayuntamiento de Albacete, Pedro Soriano, por indisciplina simplemente por haber votado en blanco y no abstenerse como el resto de sus compañeros durante el pleno de investidura del popular Javier Cuenca como alcalde de Albacete, pasando este al grupo de los concejales “no adscritos”.

Esta peligrosa situación, hizo que un gran número de afiliados en Castilla-La Mancha enviara una denuncia al Comité de Garantías del partido de Rivera exponiendo la disconformidad con la gestión llevada a cabo por parte del coordinador regional en Castilla-La Mancha Antonio López, sin contar con el 80% de los afiliados en Albacete. Dicha denuncia, firmada por afiliados, exafiliados y simpatizantes autonómicos, ha sido devuelta por parte de Correos por no haber sido recogida por ningún dirigente de Ciudadanos.

Más denuncias en las dos Castillas

Otra denuncia recibida indica al respecto:

  • “Me llamo […], afiliado de Ciudadanos, te mando copias de los escritos que remití al Comité Ejecutivo Nacional denunciando una serie de hechos relativos a la vulneración de los Estatutos en cuanto a la constitución de la Agrupación de Albacete Ciudad, y sobre el escandaloso “baile” en las candidaturas desde que Ignacio García Sotos fuese apartado. Evidentemente no he recibido respuesta alguna. Antes de mandar esta documentación, hablé vía WhatsApp con el Secretario de Organización Fran Hervías, me dio largas, me dijo que era consciente del ‘tema’, pero que ahora lo importante era el 20D“.

También se han producido denuncias sobre la organización interna de Ciudadanos en Castilla y León. Una de ellas señala que “lamentablemente en Ciudadanos están entrando en Castilla y León o ya están dentro personajes donde la decencia y la honestidad brilla por su ausencia y los militantes que no se prestan a este tipo de irregularidades y lo manifiestan están siendo revocados o expulsados. En mi caso me fui con toda la elegancia y educación antes de que me expulsaran, pero de alguna forma me duele lo que está pasando con tantísima gente buena que está sufriendo por no plegarse a infamias y chanchullos”.

Cataluña, un avispero de supuesta corrupción en el partido de Rivera

Pero las denuncias sobre supuesta corrupción interna en Ciudadanos también se producen -y con más motivo- en Cataluña, donde también la deserción ha sido notable en las filas del partido de Albert Rivera.

Por ejemplo, la de los ex concejales de Ciudadanos en las pasadas elecciones municipales en el Ayuntamiento de Sant Vicenç dels Horts donde obtuvieron tres ediles y a punto de conseguir un cuarto, y donde el alcalde es Oriol Junqueras Vies.

Este grupo considera, según la documentación notarial que obra en su poder, que “en Ciudadanos está todo pactado antes de ocupar cargos. Así mismo, hay miembros que pertenecen a alguna secta y que han sido promocionados a la cúpula directiva de Cataluña. Inclusive existe un problema grave como es el sistema de protección de datos”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.