Desmentidos de El Duende: Pablo Iglesias no ha pedido al Vaticano la Vicepresidencia de la Conferencia Episcopal

El NODOS, en un momento en el que se quedó quieto. Foto: El Satiricón.

El Duende, en un momento en el que se quedó quieto. Foto: El Satiricón.

Con rotundidad queremos desmentir el rumor de que los cincuenta conductores que confiesa tener a su servicio la Casa Real hayan sido quienes se comieron las sobras del ágape del día de la Pascua Militar. Desde Zarzuela nos han dicho que no, que estos funcionarios no tienen acceso al Palacio de Oriente, y que lo normal es que al mediodía se vayan al cuartelillo de los alabarderos a dar cuenta del contenido de la tartera que les ha puesto la parienta, y que cuando hace buen tiempo comen al sol. Hasta aquí el desmentido, pero lo que sí que nos han confirmado es la existencia de una plantilla de cincuenta conductores en la real casa, lo que nos lleva a pensar que las cosas de Palacio van despacio, pues en tiempo del bisabuelo, Alfonso XIII, había también unos cincuenta conductores, por entonces “cocheros”, uno para cada infantito o infantita de la larga prole, además de toda la parentela de Borbones: hermanas, tías solteras, cuñados gorrones, etc., todos viviendo a costa de los sufridos españoles, y con calesa para pasear o ir a los toros.

Un conserje de la embajada de Venezuela nos ha desmentido el rumor de que Carolina Bescansa vaya a protagonizar un anuncio en una televisión de Caracas recomendando la lactancia materna. Mas que rumor, lo que llegó a la redacción de El Satiricón, en sobre anónimo, fue una propuesta de una agencia de publicidad con el guión del anuncio. En el texto se indicaba que la diputada podemita debía de aparecer caminando desde el Congreso hacía la Carrera de San Jerónimo, donde la esperaba su personal doméstico casi al completo, incluidos el mayordomo y la ama de llaves; hechas las salutaciones de rigor la nurse de servicio entregaba el niño a la madre, y ésta se daba a la tarea de amamantarlo en plena calle. Nuestro interlocutor de la embajada añadió que un anuncio así “provocaría malestar entre las masas chavistas, porque esa señora es una capitalista”, a lo que añadió que “el camarada Maduro hace tiempo que se dio cuenta que Pablo y Monedero ya no quieren ser bolivarianos”. Todo era mentira.

  • Parece que tampoco es cierto que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, haya pedido al Vaticano que le nombren vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española. Las malas lenguas nos habían contado que fue Iñigo Errejón el que llamó por teléfono al Papa Francisco, y que había conseguido hablar con el mismo, mediante los buenos oficios de un canónigo peronista de la ciudad de Mar del Plata. La conversación habría sido más o menos así:

– Santidad, le llamo de parte de Pablo Iglesias, vicepresidente del próximo gobierno español, para pedirle su nombramiento también como vicepresidente de la Conferencia Episcopal.

– Sí, algo me había llegado, por aquí tengo también una carta firmada por más de mil frailes, curas y meapilas que ahora militan en Podemos, entre ellos Sergio Pascual, Javier Barbero y José Manuel López, y me dicen que es necesario que Pablo Iglesias sea el vicepresidente de la Conferencia Episcopal para velar por el cumplimiento de los acuerdos con la Santa Sede. Reconozco que esto no se le habría ocurrido ni al propio Perón, ni siquiera a Franco que entraba en las iglesias bajo palio. ¿Pero me tomáis por boludo? Decíle a tu jefe que como me lo eche a la cara lo voy a correr con el botafumeiro ese que tenéis en la catedral de Santiago.

Puestos al habla con el departamento de desmentidos del comité central de Podemos no han querido valorar la noticia, ni negarla. También hemos llamado a la Nunciatura y ahí sí que nos han desmentido la información, mientras de fondo escuchábamos una sonora pedorreta.

  • Con firmeza hay que negar la noticia de que Iñaki Urdangarín vaya a ser nombrado jefe del economato de la prisión de Soto del Real, en caso de que sea ésta la residencia elegida para el cumplimiento de la previsible sentencia condenatoria por el sumario que se juzga en Palma de Mallorca en estos días. Tampoco es cierto que el Ayuntamiento de esa localidad madrileña le haya ofrecido la presidencia de honor del club deportivo, ni que el cuñado del Rey se haya comprometido a conseguir para Soto la sede del campeonato anual de petanca de jubilados estafados por Bankia.

Tampoco es cierto que la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, se haya apuntado a la Universidad de mayores para adquirir los mínimos rudimentos y entender algo del departamento que presuntamente gestiona. Fuentes cercanas a la ex alcaldesa comunista de Córdoba nos han asegurado que no está prevista esa cuestión, pero sí nos contaron que tanto la consejera como la presidenta, Susana Díaz, están trabajando junto con el Arzobispado, para que la pertenencia a una cofradía de la “semana santa” otorgue el privilegio de matrícula gratuita en la Universidad, además de carné de palmero en todos los eventos folklóricos de la Junta, con derecho a arrebañar las sobras de las casetas de la feria de abril. Pues bien, todo falso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.