España, país libremente disociado de la OMS

Sabido es que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido tomada al asalto por una legión de herbívoros –es decir, comedores de cosas verdes que salen de la tierra y a veces de plantas o árboles- que quieren controlar el mundo y esclavizar a los carnívoros –es decir, comedores de carne, pero no confundir con caníbales, aunque se parezcan mucho-. Por eso han lanzado una recomendación en la que advierten que comer chorizos y morcillas, carnes y derivados es muy malo para la salud.

“¡Quieren hundir el mercado del cerdo!”, ha sido el grito unánime en España, pero “¿qué hacemos con tantos cerdos -y su resultado final, los jamones y chorizos- como hay en este país?”.

No hay peligro. Las autoridades político_empresario_militares españolas -no se han unido las religiosas porque no había acuerdo- han advertido que los cerdos y cerdas son buenos y buenas y que en España los chorizos están sin procesar.

A comer chorizo se ha dicho –a ver si así no queda ni uno-.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.