Terrorismo: los deberes hechos

atentados_11m

La policía belga no está preparada para hacer frente al fenómeno terrorista. Nunca han conocido ese fenómeno, tienen seis cuerpos distintos de policía en Bruselas y en España conocemos por nuestra propia experiencia que la descoordinación es un elemento que resta mucho a la eficacia. También en España hubo descoordinación antes y durante el 11M, y si los dos cuerpos estatales hubiesen estado más coordinados, no trabajando de espaldas como hacen habitualmente, quizás se habría podido relacionar al delincuente investigado por extranjería y por un grupo de la comisaría del distrito de Centro, “El Chino”, que había sido entregado a Marruecos menos de dos años antes de inmolarse y que Marruecos no reconoció como ciudadano suyo, por lo que fue devuelto a España y quedó en libertad, con la preparación de un atentado.

Durante el 11M vimos a perros antidroga de la Policía, que no huelen ni detectan explosivos, utilizados para supuestamente detectar explosivos con tal de que los perros antiexplosivos de la Guardia Civil no entraran al dispositivo. Hemos visto un terrorista detenido con una mochila con explosivos y otra mochila en un tren que se ha dejado circular más de 200 km. para que saliera del territorio asignado al otro Cuerpo, pues si se detenía antes de llegar a la zona donde es competencia del Cuerpo que inició la investigación se daba entrada al Cuerpo “enemigo”.

Puede parecer de locos pero esto pasaba en el día a día de la confrontación entre Policía y Guardia Civil en la lucha contra el terrorismo de ETA, donde se llegó hasta ir tres miembros de un Cuerpo a visitar a dos comandos en Francia vigilados por el otro Cuerpo y avisarles para que escapen. Y esto es de hace cinco años, en el estertor de ETA. Y ese enfrentamiento continua en el día a día en todas las especialidades y es así desde la ley 2/86 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Pero conocida esta rivalidad malsana que pone en riesgo la vida de la ciudadanía y a la que ningún ministro de Interior, ni del PP ni del PSOE, ha sido capaz de poner coto, hay que decir que por razones históricas como son la existencia de un problema terrorista en España que ha pervivido más de 50 años, a pesar de la descoordinación existente entre el CNI, la Policía, la Guardia Civil y las policías autonómicas vasca y catalana, y a pesar de esfuerzos de coordinación como suponen el CITCO (Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado), que refunde la inteligencia de terroristas con la de quienes también cometen delitos comunes (propio del terrorismo islamista y no del de ETA), en España tenemos los deberes hechos para combatir el terrorismo islamista.

El 11M despertamos a la realidad bruscamente

Nadie puede asegurar que no se vaya a cometer un atentado, pero aquí el 11M despertamos a la realidad bruscamente y se varió el punto de mira, del terrorismo de ETA al terrorismo islamista, y la experiencia y formación adquirida para combatir a unos sirve para combatir a otros. Aunque con métodos y prácticas totalmente distintos a los que usaba ETA, hoy en España disponemos de un conocimiento y control sobre activistas terroristas que no envidia al de ningún otro país del mundo y es superior al de la mayoría de ellos.

Aquí se han practicado detenciones preventivas, con pruebas e indicios que han acabado en condenas de cárcel, que han supuesto evitar atentados en el metro de Barcelona, en Madrid, en Ceuta o Melilla, y aunque al principio algún juez y fiscal fue reticente a considerar como prueba, por ejemplo, la acumulación de determinados productos químicos en casa, que unidos pueden crear un potente explosivo, parece que los hechos nos vienen dando la razón, y si el 11M no se pudo evitar, después sí se han evitado varios atentados cuando estaban en fase de planificación. Si alguien que se mueve en el mundo radical yihadista acumula en su vivienda productos químicos que unidos provocan un potente explosivo eso debe considerarse una prueba preconstituida, y no esperar a que lo utilice y ocasione muertes para poder actuar, como exigían algunos puristas del derecho sin entender que la ley existe para servir a la ciudadanía, su seguridad y la convivencia.

Hoy, los tres países que más coordinados están contra el terrorismo son España, Francia y Marruecos, con enlaces permanente en los distintos países, porque si el 11M pudo haberse evitado era por la coordinación de sus servicios de información, aunque eso no fue posible porque en ese momento Marruecos y Francia vivían de espaldas a España y tenían cuentas pendientes, uno por el asalto-humillación a la isla de Perejil, y otro por haberse visto desplazado como aliado principal de EEUU en la Unión Europea, lugar que ocupó España con Aznar, su foto de las Azores y la invasión de Irak argumentada por la existencia de armas de destrucción masiva que nunca existieron. Lo que sí había era petróleo, el 80% del cual está haciendo multimillonarios a empresarios norteamericanos.

Nunca ningún responsable político lo dirá en público, pero lo cierto es que en privado coinciden en que no es creíble que con la cantidad de ciudadanos marroquíes que hubo implicados en el 11M, conociendo como captan a sus colaboradores masivamente y con la estrecha colaboración de los servicios secretos de Marruecos y Francia, no tuvieran ningún signo que les llevara a investigar o a alertar a la policía española de lo que se estaba tramando. No es que supieran que iba a haber un atentado de la magnitud del que sufrimos, pero sí que esos indicios que sin duda tuvieron, en una situación como la actual de plena colaboración habría supuesto una comunicación inmediata, y que en aquella circunstancia, por la guerra de Irak y el asalto de Perejil, no se produjeron.

Hay que mejorar la coordinación y seguir actuando preventivamente, como hasta ahora, y a la vez llevar a cabo las políticas necesarias para acabar con el caldo de cultivo del fanatismo terrorista, para reducirlo, pero asumiendo que en las próximas décadas atentados como los de Bruselas van a ser inevitables en ciudades de occidente, como son inevitables las muertes por accidente de tráfico. Que sean cuantos menos mejor es la tarea que tenemos por delante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.